Proyecto Promociona | Entrevista a Gabriela Uriarte, directora del Proyecto Promociona
Proyecto Promociona - Programa Ejecutivo de Mujeres en la Alta Dirección diseñado específicamente para fortalecer y desarrollar las competencias, habilidades profesionales y de liderazgo de mujeres altamente cualificadas en su ascenso hacia la primera línea de la organización.
Mujer, Mujeres, Promociona, Programa ejecutivo, Alta dirección, formación, directivas, desarrollo, competencias
18527
post-template-default,single,single-post,postid-18527,single-format-standard,tribe-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-16.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Entrevista a Gabriela Uriarte, directora del Proyecto Promociona

Entrevista a Gabriela Uriarte, directora del Proyecto Promociona

Entrevista a Gabriela Uriarte, directora del Proyecto Promociona

Entrevista a Gabriela Uriarte, directora del Proyecto Promociona, en la revista Navarra Económica:

 

¿Cuál ha sido el camino que ha llevado a Gabriela Uriarte hasta la CEOE?

Mi familia materna tiene un claro espíritu empresarial, sin embargo, la paterna es de tradición militar. Digamos que yo soy un perfil híbrido entre ambas y he tenido que tirar de estrategia de campo para representar a las empresas ante los gobiernos y ante los sindicatos, desde los diferentes ámbitos en los que he trabajado; en el área de las relaciones laborales de una empresa (AXA), en el ámbito europeo (BusinessEurope), en el de la pyme (CEPYME) y por supuesto, desde CEOE, donde realizo un trabajo que me entusiasma.

 

¿En algún momento se ha sentido discriminada por el hecho de ser mujer?

A lo largo de mis veinte años de experiencia profesional, he visto promocionar a muchos compañeros y a pocas compañeras. También he sentido un trato ciertamente paternalista que con compañeros hombres no he visto. La verdadera igualdad solo se conseguirá cuando cambiemos nuestras pautas de conducta. Son muchos siglos de hábitos, creencias y estereotipos que pesan en las cabezas tanto de hombres como de mujeres y que cuesta hacer cambiar.

 

¿Qué mujeres han marcado su trayectoria vital? O dicho de otro modo, ¿cuáles han sido sus referentes femeninos?

Mi abuela era una mujer maravillosa, leída y lista. ¡Muy lista! Y hacía lo que le daba la gana… ¡Siempre ha sido un gran referente para mí! También mi madre, que es de la generación que ha trabajado fuera y dentro de casa al 100% y sin existencia de corresponsabilidad alguna pues la casa era incuestionablemente, tarea de la mujer. Y saliendo del ámbito más próximo, siempre me han atraído mucho las vidas de mujeres fuertes e inteligentes, como Marie Curie, ganadora de dos premios Nobel; uno, el de Química en solitario y anteriormente, el de Física compartido con su marido Pierre, quien al enterarse que la Academia sueca no tenía previsto reconocer los trabajos de su mujer, amenazó con rechazarlo y así fue como finalmente el Premio Nobel de Física de 1903 fue por primera vez otorgado a una mujer, que por cierto que acaba de recibirlo otra mujer en 2018, después de 55 años…

 

¿De qué manera nace el programa Promociona?

Promociona es una iniciativa de CEOE con la cofinanciación del Instituto de la Mujer y la colaboración de ESADE que nace por la preocupación ante la escasa representación femenina en los puestos de alta dirección de las empresas. Preocupación por una cuestión de justicia, por supuesto, pero también por una razón estratégica de competitividad empresarial. Las empresas no pueden desaprovechar el talento de la mitad de la población. Promociona se puso en marcha hace ya seis años y desde entonces ha crecido exponencialmente teniendo unos resultados magníficos: 612 participantes de 360 empresas y el 45% de las directivas ya ha promocionado.

También hemos iniciado la fase de expansión internacional del proyecto con una segunda edición en Chile y estamos a punto de poner en marcha Promociona Portugal. Sin embargo, de lo que más orgullosa me siento no es de estos resultados objetivos cuantificables, sino de algo intangible, algo que las empresas y las directivas participantes han apodado como “Espíritu Promociona” y es precisamente la transmisión de esa sensibilización en las empresas para que mujeres y hombres tengamos iguales oportunidades. Siento que hemos iniciado un cambio en la forma de pensar y hacer de las empresas.

 

Imagino que en las diferentes ediciones de este programa habrá conocido historias de mujeres sorprendentes. ¿Ha habido alguna que le ha llamado la atención?

Las mujeres que participan en Promociona, propuestas por sus empresas, deben pasar por un proceso de selección muy exhaustivo pues buscamos mujeres con un perfil determinado, con mucha fuerza, potentes, generosas, inteligentes… Mujeres que quieran cambiar el mundo. Ellas son el motor de cambio que buscamos para las empresas. A mí me asombran porque hacen natural lo extraordinario: Belén, una mujer pequeña con voz quebrada, que es ingeniera y directiva en una empresa de aviación, madre de cuatro hijos, explica con una gran humildad y sencillez que su trabajo consiste en “autorizar que un avión pueda volar…”; Gabriela, directora de Marketing, que con valor se lanza a la aventura de ir a trabajar a Tokio con toda la familia y su marido deja su trabajo para seguirla, algo que habitualmente han hecho las mujeres y que todavía sucede menos de lo que debería; o Lina, colombiana cuya madre notaria fue asesinada y eso le ha hecho más fuerte… Realmente todas ellas son mujeres excepcionales que hacen de palanca para conseguir el cambio empresarial y social. Les debemos mucho.

 

El 45% de las mujeres que han pasado por este programa han conseguido el objetivo, promocionar. Sin duda son excelentes datos. ¿El éxito tiene que ver más con una cuestión de conocimientos o con una cuestión de inculcarles la confianza necesaria y que a veces les niega la sociedad?

El éxito de Promociona se refleja, como decía en una pregunta anterior, en el cambio que comenzamos a percibir en las empresas. Para conseguirlo es clave la selección de las directivas, pero también la implicación en el programa de los máximos representantes de sus empresas que ejercen como mentores de participantes de otras empresas (mentorización cruzada) y lo hacen con gran dedicación y generosidad. El programa formativo en ESADE, escuela de negocios de primer nivel, es fundamental para preparar a las participantes y por supuesto, el paso por un proceso de coaching en el que tratamos de hacer que estas mujeres sean conscientes de sus grandes capacidades y talento para ser líderes de su propio destino.